Propiedad intelectual en la red

encuesta

¿En qué te gustaría certificarte?

Adventures- Ebook


Propiedad Intelectual en la red

Tiempo de lectura: 5 minutos

 

El uso no autorizado de varias ilustraciones de una artista francesa por una influencer dominicana causó furor en las redes sociales. Fuimos testigos de las muestras de solidaridad hacia la artista foránea, que reclamó que alguien en RD se atribuyera y hasta editara sus creaciones sin consentimiento. El caso es relevante para ti y para tu negocio pues coloca frente a todos un tema importante: la propiedad intelectual en la red.

Más allá de un trending topic, el plagio es un delito. Según la legislación dominicana una persona comete plagio cuando, sobre una obra literaria, artística o científica, interpretación o ejecución artística, producción fonográfica o emisión de radiodifusión, la difunde por cualquier medio como si fuera propia, de manera parcial o total, la modifique, la distribuya, la reproduzca o se la atribuya, sin autorización. Las penas van desde tres meses a tres años de prisión, con multas de 50 a 1,000 salarios mínimos.

El tema del copy-paste se puso serio ¿Cierto?

Veamos lo que debes conocer sobre la propiedad intelectual con relación a tu negocio, respondiendo a tres preguntas que pudieras tener:

  1. ¿Estoy respetando las normativas de propiedad intelectual?
  2. ¿Es posible que sea víctima de plagio?
  3. ¿Cómo aplican las normas de derecho de autor en las redes sociales?

La propiedad intelectual es el derecho que protege al autor de todo tipo de obra, lo que incluye bailes, slogan, libros, música, aplicación móvil, fotografías, programa informático, logo, pintura, escultura, bases de datos, investigación, diseños y un largo etcétera.

Eso quiere decir que prácticamente todos los tipos de contenido a los que estamos expuestos en los medios digitales están sujetos a normativas de propiedad intelectual. Ahora bien, la protección del derecho de autor de las obras tiene un plazo de vigencia a partir del cual pueden utilizarse libremente.

Un ejemplo de ello es el que cita la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI): la pintura “La Monalisa” de Leonardo Da Vinci, que ya es de dominio público. Pero, si encuentras en internet una fotografía de la obra, el fotógrafo que la tomó puede tener derechos sobre su foto, y en tal caso tendrás que pedirle a él permiso para usarla.

Propiedad intelectual en la red

Por regla general, y como nos enseñaron nuestros profesores en la escuela, el copy-paste de contenidos que están en línea (sin la autorización previa o el reconocimiento explícito de su autor o medio original de publicación) es una violación de propiedad intelectual que puede ser penada. Por eso, cuando tengas dudas acerca de derechos asociados a una obra de cualquier tipo que te interesa utilizar, lo mejor es primero obtener el permiso necesario para hacerlo.

Lo cierto es que el plagio está cada vez más injustificado cuando contamos con amplios bancos de imágenes, videos, canciones y otros recursos, gratuitos y por paga, que hacen mucho más fácil nuestro trabajo. Sobre todo cuando no contamos con un presupuesto para la producción de ese tipo de materiales.

Solo por citar algunos: Unplash, Gratisography, Pixabay, Pexels, Burst, Picjumbo, Morguefile, Reshot_hq, Stockvault (Imágenes y videos gratuitos, libres de derechos y en alta resolución). Otras opciones son: Shutterstock, Audiojungle y Envato elements (con servicios de paga).

Ante la constante aparición de nuevos medios digitales, que permiten la rápida circulación de información sin rigurosos filtros, todos estamos expuestos a ser víctimas de plagio, por eso debes ser precavido y proteger tu conocimiento y el de tu negocio.

Cada vez que generas conocimiento a través de una obra de cualquier índole aportas al desarrollo en el área de que se trate. Entonces, el registro de propiedad intelectual permite que tu creatividad, inventiva y esfuerzo sean recompensados y reconocidos, al tiempo que produce bienestar general, pues motivas a otros, y al generar bienes, impactan directamente en la vida de otras personas.

Algunos consejos de la OMPI para proteger tu conocimiento son:

✅Al difundir una obra en alguno de tus medios, utiliza el símbolo © junto a su título e indica el año de creación.

✅Los programas informáticos y otros tipos de software, incluidas las aplicaciones móviles, están protegidos como obras literarias por el derecho de autor. De todas maneras, en República Dominicana se recomienda verificar con la Oficina Nacional de Propiedad Intelectual (ONAPI), pues algunos países tienen un proceso especial para el registro de software.

✅Dependiendo del servicio que ofrezcas, puede serte útil incluir en tu sitio web un apartado sobre “condiciones de uso” en el que expliques los términos en que otros pueden utilizar tus obras.

✅Todo contenido original que hayas creado y publicado en tu sitio web puede recibir protección por derecho de autor. Consulta a ONAPI para comprobar si existe algún procedimiento específico para el registro de tu página web.

Cada vez que publiques contenidos nuevos y originales, asegúrate de ponerles fecha para tener constancia en caso de que necesites probar que fuiste el primero en publicarlo en la red. El registro intelectual en la oficina nacional también te servirá de constancia.

¿Te ha pasado que cuelgas un video en tus redes y luego recibes un molesto mensaje de la plataforma de red social que indica que tuvo que eliminarlo por violación a los derechos de autor? De seguro usaste alguna imagen o video (o fracción de estos) o música amparada en derecho de autor.

Lo mismo ocurre si, aprovechando las herramientas virtuales en estos tiempos de confinamiento, realizas una transmisión en vivo y tocas la música o recursos de un autor que haya sido registrada sin recibir su debido consentimiento. La red social puede sencillamente interrumpirla en vivo.

Todo esto estaba en las “letras chiquitas” en las condiciones de uso cuando registraste tu cuenta de redes sociales, pero además y es muy importante que tengas consciencia de esto: durante la fase de registro en la red social si aceptas las condiciones generales sin leerlas detenidamente podrías haber aceptado una cesión plena de los derechos de explotación de tus creaciones publicadas allí durante el plazo máximo legal de 5 años.

Para proteger las creaciones que publicas en medios sociales, entonces ten en cuenta acompañarlas siempre de tus condiciones de uso.

En resumen...

Copywriting

Nunca compartas contenidos que no hayas producido al 100% sin solicitar permiso previo del autor, o darle su crédito, mention, colocar un link al portal, etc. ¿Se te complica? Vete a lo seguro y utiliza los recursos de las plataformas gratuitas o por paga que ofrecen bancos de imágenes, videos, etc.

Derechos de autor

Quien lo comete no solo se somete a duras penas de acuerdo a las leyes vigentes, sino que además pierde credibilidad ante su público, lo cual podría costarle su negocio y el reconocimiento alcanzado hasta el momento. Además, el plagio no solo afecta al autor de la obra, sino que también impacta a toda la sociedad porque se desmotiva la cultura de creación de conocimiento y se producen pérdidas millonarias sobre fotógrafos, músicos, publicistas, artistas, pintores, escritores, poetas, etc.

Plagio digital

Registra tu conocimiento ante el organismo avalado para ello en el país, coloca condiciones de uso de tus contenidos en tu portal web, y revisa las condiciones de uso de tus redes sociales ¡Cuidar de tus creaciones vale la pena!

 

© AdVentures Digital Agency www.adventures.do • 809.563.3755

Etiquetas: Derechos de autor, Plagio digital, Propiedad intelecual, Copywriting

Ver todos los posts